Poca participación en la consulta para decidir si se enjuicia a expresidentes de México



Un partidario del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostiene una pancarta con el mensaje "Juicio a los expresidentes" durante una manifestación frente a la Corte Suprema en la Ciudad de México, el jueves 1 de octubre de 2020. (Foto AP/Fernando Llano) (ASSOCIATED PRESS)


© (ASSOCIATED PRESS)
Un partidario del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sostiene una pancarta con el mensaje «Juicio a los expresidentes» durante una manifestación frente a la Corte Suprema en la Ciudad de México, el jueves 1 de octubre de 2020. (Foto AP/Fernando Llano) (ASSOCIATED PRESS)

Sin incidentes y con muy escasa participación ciudadana arrancó la histórica consulta ciudadana en donde se definiría, en un ejercicio de democracia participativa, si se enjuicia o no a los ex presidentes de México y a otros actores políticos del pasado que hayan incurrida en delitos durante el ejercicio público del poder.

Contrario a lo que ocurrió en la pasada jornada electoral del 6 de junio, en donde se renovó la cámara federal de diputados, 15 gubernaturas entre otros cargos locales, este domingo al filo de las 10 de la mañana, tiempo de la Ciudad de México, el Instituto Nacional Electoral (INE) declaró que se habían instalados, sin incidentes, el 90 por ciento de las casillas programadas.

Para esta consulta ciudadana el INE determino la instalación de 57 mil 092 casillas en los 300 distritos electorales del país, la que habrán de operar hasta las 18:00, momento en el que se dará inicio al cómputo de la votación el que será anunciado en la proyección de sus resultados al filo de las 22:00 horas.

El diez por ciento de las casillas (unas 5 mil 700) que hasta las 10 de la mañana todavía no se habían instalado, corresponde a mesas de votación destinadas a los distritos electorales más apartados, los que se ubican en zonas de difícil acceso, principalmente en las regiones serranas y de las montañas del occidente de México, correspondiente principalmente a los estados de Jalisco, Michoacán, Nayarit y Sinaloa.

Otros estados en donde también fue tardía la instalación de las mesas de votación corresponden a la franja montañosa del sur occidente del país, principalmente Guerrero y Oaxaca, así como en Puebla, Hidalgo, Veracruz, Durango y Chihuahua, al oriente y centro norte del país, en donde al menos unas 280 casillas no comenzaron a operar desde las ocho de la mañana, como estaba previsto.

El factor en común que se observa en las casillas que sí comenzaron a operar en forma puntual, es la escasa participación de la gente. La mayoría de las casillas monitoreadas por una red de periodistas que se organizaron para la cobertura de la jornada arrojaba que hasta las diez de la mañana se registraba una votación “graneada”, con una afluencia de votantes promedio de una persona cada cinco minutos.

Esta participación es considerada escasa, si se considera que durante las votaciones del pasado 6 de junio se registró una afluencia promedio de dos votantes por cada tres minutos. En el arranque de esta votación, la mayoría de los votantes eran personas con un promedio de edad de entre los 40 a los 60 años, estimando que el máximo de votantes correspondió a personas mayores de 50 años.

La participación de la población joven, con edades entre los 18 a los 30 años de edad, se consideró escasa en el inicio de la jornada de consulta. La mayor participación de la población joven

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *